martes, 7 de junio de 2016

30 semanas: "Cómo estás?"

 
 
30 semanas + 4 días de embarazo y dos preguntas frecuentes que me persiguen cada vez que piso la calle.
 
La primera: “Uiiiiii, ya no te queda nada, no? Debes estar a puntito…” Y yo no sé qué contestar. “Dos meses son muchos o pocos?” Para mí es un suspiro después de 4 años de búsqueda. Para el resto del mundo, una eternidad….
 
La verdad es que tengo una buena barriga. Soy de complexión delgada y todo se lo está quedando mi Niño Bonito. Ya pesa 1.800 gramos! Casi dos quilos de amor, ilusión y orgullo de madre. Y felicidad. Mucha felicidad. Lo que nos conduce a la segunda pregunta que me suelen hacer: “Y cómo estás? Cómo lo llevas?” A la que yo respondo con total seguridad: “Muy bien!”
 
Los que saben de mi placenta previa oclusiva (a la que dedicaré un post en breve) se me quedan mirando como si fuera una loca inconsciente. “En serio, estoy muy bien. Aparte de la placenta y el reposo relativo, solo he tenido tres infecciones de orina  y dos cólicos nefríticos. Por lo demás, todo perfecto!”
 
Todo perfecto.
 
Y es la pura verdad.
 
Llevo dos meses de baja y todos me desean que lo que queda de embarazo “se me pase muy rápido”. Y yo solo quiero parar el tiempo. Me gusta estar embarazada. Más de lo que imaginé. Los paseos por la playa, la alegría que nos envuelve y que se contagia a nuestro alrededor. El verano que empieza. Sus patadas y giros mortales dentro de mí.  
 
Sabemos que lo nuestro es un pequeño milagro, un regalo, una suerte que quizás no se repita. Y el miedo ya no importa, porque no tiene ningún sentido.
 
Hoy llegamos hasta aquí. Y cada día cuenta. Y cada semana es una más.
 
A veces le mandamos un mensaje a Doc para que sepa que estamos bien. Y él bromea: “Bueno, para ser el primero no está yendo tan mal. Al segundo mejoraremos algunas cosas!”
 
Y nos reímos.
 
Y después de tantos años de tristeza, qué bien suenan las risas en casa...
 
 
 
 

4 comentarios:

  1. Me alegro mucho que estés disfrutándolo tanto. A mí me pasó igual ... No quería que acabara y a día de hoy siento mucha muchísima morriña a estar embarazada...tanto que me pone algo triste recordarlo! Quisiera revivirlo una y otra vez!

    ResponderEliminar
  2. Oh cómo me alegro de leerte y de ver lo bien que va todo :-) Te deseo lo mejor en esta recta final, seguro que cuando veas por fin la cara de tu peque todo habrá merecido la pena.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  3. Ay, compi de embarazo! Cuánto tiempo sin pasarte por aquí, ya te echábamos de menos! Me alegro de que estés disfrutando tanto del embarazo, yo con el Renacuajo disfruté un montón y con este, tengo mis ratos, pero bueno, va cada vez mejor la cosa y sé que me dará penita cuando dé a luz y ya no sienta a mi niña patearme por dentro ni pueda lucir orgullosa mi tripa, pero para serte sincera, creo que también será un alivio, han sido unos meses difíciles.
    Por cierto, qué grande está tu niño bonito, no? Yo la mía no sé lo que pesará, la semana que viene tenemos la eco de las 32 (bueno, estaré de 31+4) y supongo que nos lo dirán, pero siempre ha ido justita de peso, así que imagino que rondará el kilo y medio o así, no creo que más. Bueno, Alba, que sigas disfrutando a tope de estos 2 meses que nos quedan y de tu tripa, has luchado mucho por ella y tienes tooodo el derecho del mundo a lucirla con orgullo!! Un besote

    ResponderEliminar
  4. Es muy increíble la sintonía jajaja Comparto 100% todo lo que decís: es un momento que uno no quiere que acabe, aunque por otro lado está la ansiedad de querer tener ya mismo al bebé en brazos! Paradojas... Te mando un abrazote enorme, a seguir disfrutando!!! ♥

    ResponderEliminar